¡Feliz verano a todos!

Con una mezcla de alegría y tristeza, llega el momento de despedirnos. Alegría porque ha sido un curso fantástico en el que hemos hecho un montón de cosas divertidas mientras aprendíamos música, y ahora llega el momento de tomarnos unas merecidas vacaciones. Tristeza porque hoy los pasillos del colegio estaban vacíos, y a vosotros ya nos os volveré a dar clase nunca más.

Nos veremos por la calle, en los próximos encuentros musicales a los que vosotros acudirés como alumnos de alguno de los dos institutos arnedanos, o quizás os proponga realizar juntos alguna que otra actividad aunque ya no estéis en el colegio. Pero ya no os tendré más sentados en mi aula aguantando las «chapas» que os metía con las corcheas, Beethoven y la flauta.
Ha sido un placer conoceros, trabajar con vosotros, y compartir este curso en clase de música. Espero que tengáis mucho éxito en todos vuestros proyectos de futuro y deseo que seáis muy felices, toméis el rumbo que toméis.

Ahora, a disfrutar de un merecido descanso, y…

Deja un comentario