La duración de un CD

 

Se rumorea que los primeros discos compactos (CD – Compact Disc) que fabricó la marca SONY podían almacenar un total de 74 minutos de música porque así cabria exactamente una grabación de la Novena Sinfonía de Beethoven, ya que esa es su duración.

 

separador2

 

En 1979 se presentaron las especificaciones técnicas de lo que iba a ser el CD de audio. De todas estas especificaciones destacaban dos: su diámetro de 115 mm y el tiempo de reproducción, que era de 60 minutos. Hay varias historias y leyendas que intentan explicar la evolución de estas especificaciones hasta las características de lo que hoy conocemos como el CD (Compact Disc).
Esos 115 mm coinciden exactamente con la diagonal de un casete tradicional de música que en aquella época hacía furor. Parece que fueron los almacenistas o los minoristas los que presionaron para que no se superara ese diámetro de tal forma que no se vieran obligados a modificar sus estanterías. En aquella época, prácticamente el 99% de las producciones musicales que se sacaban al mercado y que estaban disponibles en catálogo no duraban más de 60 minutos, con lo que se entendió que esas eran las medidas adecuadas sobre las que se debería estandarizar la producción mundial de los CD.

Cuenta una leyenda que fue la esposa de Akio Morita, el fundador de la marca SONY, la que le insistió para que pidiera consejo a su íntimo amigo, el famosísimo director de orquesta Herbert Von Karajan, sobre la duración media de las obras de música clásica y si estas cabrían en esos 60 minutos de duración. Herbert von Karajan le confirmó que efectivamente casi toda la música clásica sí que cabría en esa duración, pero le advirtió que la que él consideraba como la obra suprema de la música clásica, la Novena Sinfonía de Beethoven, no cabía en esos 60 minutos y sería un error imperdonable tener que partir en dos semejante obra maestra.
Aunque la duración de la Novena Sinfonía de Beethoven (como la de cualquier otra obra) variaba en función del tempo al que la dirigía cada director de orquesta, se encontró que la versión más larga de las que entonces había grabadas tenía exactamente 74 minutos y 33 segundos de duración, por lo que se amplió el diámetro de los CD hasta los 120 milimetros, de forma que pudiese albergar justamente grabaciones sonoras con esa duración.

Ludwig van Beethoven escribió la Novena Sinfonía completamente sordo. Se estrenó en Viena, el 7 de mayo de 1824 y marcó un antes y un después en la historia de la música clásica. Una revolución que llegó hasta nuestros días…

separador2

Aunque parece que toda esta leyenda fue más una estrategia de mercado que el verdadero motivo real por el que decidieron este tamaño para los discos compactos, no deja de ser un dato curioso.

Hoy en día los discos compactos pueden albergar hasta 100 minutos de audio, lo que supone una excelente mejora en su capacidad de almacenamiento respecto a los primeros modelos.

Deja un comentario